...
eyaculación precoz

Cómo retrasar la eyaculación

La eyaculación precoz es condición de salud más común relacionada con la eyaculación. La eyaculación precoz ocurre cuando una persona eyacula o "se corre" demasiado rápido durante las relaciones sexuales. Hay algunas formas de intentar mejorar la eyaculación precoz, como tratamientos médicos, técnicas y cambios en el estilo de vida.

¿Qué es la eyaculación precoz?

La eyaculación precoz es una condición en la que una persona eyacula (se corre) muy rápido durante las relaciones sexuales. La eyaculación precoz puede afectar hasta al 30% de los hombres y se divide en 2 tipos diferentes, de por vida (primaria) o adquirida (secundaria):
  • De por vida / primaria: cuando el problema ha existido desde la primera vez que una persona ha tenido relaciones sexuales.
  • Adquirida / secundaria: cuando la eyaculación precoz es intermitente o comienza más adelante en la vida.
Las pautas internacionales sobre la eyaculación precoz lo definen como cuando un hombre eyacula en menos de un minuto luego de iniciar la penetración. Pero, el tiempo promedio de eyaculación es de alrededor de 5 ½ minutos. Entonces, si eyaculas mucho más rápido que esto, podrías pensar en formas de mejorar si esto supone un problema para ti.

¿Qué se considera como eyaculación precoz?

La eyaculación puede llamarse "prematura" si ocurre menos de 2 minutos después de iniciar la penetración. Pero, los tiempos oficiales para lo que se clasifica como eyaculación "precoz" pueden cambiar entre diferentes países, culturas y expertos de la salud. Aún así, la mayoría de los expertos están de acuerdo en que, si el sexo dura menos de 2 minutos y se produce la eyaculación, se puede llamarle eyaculación precoz. Si decides o no buscar tratamiento médico para la eyaculación precoz es una elección personal. Si tu tiempo de eyaculación te está causando angustia a ti o a tu pareja, podrías buscar tratamientos o técnicas para mejorarlo. Comprar tratamiento para la eyaculación precoz.

¿Qué tan común es?

La eyaculación precoz es el problema de eyaculación más común y puede afectar hasta al 30% de los hombres en algún momento de su vida. Hay varios "factores de riesgo" que hacen que la eyaculación precoz sea más probable. Los hombres que tienen mayor riesgo de desarrollar eyaculación precoz podrían:
  • Estar bajo mucho estrés
  • Padecer disfunción eréctil
  • Padecer depresión
  • Tener sobrepeso
  • Beber demasiado alcohol
  • Fumar
Hay tratamientos disponibles específicamente para la eyaculación precoz. Pero, si es causado por otra condición de salud subyacente, es posible que también necesites otros tratamientos médicos. ¿Qué causa los diferentes tipos de eyaculación precoz? Hay dos tipos de eyaculación precoz, primaria y secundaria. Eyaculación precoz de por vida (primaria). La eyaculación precoz primaria sucederá la primera vez que una persona tenga relaciones sexuales y sucederá todas las veces después. Los factores psicológicos son a menudo causas comunes de eyaculación precoz primaria. Esto es diferente a comparación con los hombres que tienen eyaculación precoz secundaria, donde las causas a veces pueden ser físicas. Las causas de la eyaculación precoz primaria incluyen:
  • Problemas psicológicos: algunos hombres que han experimentado un trauma infantil relacionado con el sexo pueden sentirse demasiado ansiosos por ello.
  • Cultura: la cultura de un individuo puede causar eyaculación precoz de por vida, especialmente si se enseña que el sexo es inapropiado o vergonzoso.
  • Acondicionamiento: algunos hombres se condicionan al eyacular, lo que puede provocar una eyaculación precoz de por vida. Por ejemplo, algunos hombres se condicionan para eyacular rápidamente durante la adolescencia para evitar ser atrapados, lo que lleva a eyacular demasiado rápido con su pareja.
Eyaculación precoz adquirida (Secundaria) La eyaculación precoz secundaria usualmente es causada por el estrés, ansiedad y/o depresión. Factores psicológicos como estos a menudo se relacionan con disfunciones sexuales, incluyendo la eyaculación precoz. Investigaciones han demostrado que existe una estrecha relación entre los hombres que eyaculan precozmente y la depresión. Otros factores son problemas en las relaciones, conflictos personales y desempeño afectado por la ansiedad. También existen causas físicas de la eyaculación precoz secundaria, que son:
  • Problemas tiroideos.
  • Presión arterial alta.
  • Enfermedades de la próstata.
  • Exceso de bebidas alcohólicas.
  • Condiciones como esclerosis múltiple o daños en los nervios.
Los problemas de pareja también se consideran una causa común de la eyaculación precoz. Esta causa de la eyaculación precoz puede ser un "círculo vicioso", especialmente si la pareja no apoya al afectado. Esto puede llevar a un nivel aún mayor de ansiedad y miedo al fracaso. Si los problemas en la relación son una causa de la eyaculación precoz, puede deberse a:
    • Diferentes necesidades sexuales
    • Ansiedad en torno a la satisfacción sexual
    • Falta de comunicación
    • Miedo al sexo
Cómo retrasar la eyaculación Técnicas de autoayuda para retrasar la eyaculación.
    • Masturbarse hasta dos horas antes de tener relaciones sexuales.
    • Usar condones gruesos para reducir la sensación en el pene.
    • Tener relaciones sexuales con tu pareja estando arriba, para que puedan alejarse cuando estés a punto de eyacular.
    • Respirar profundamente para mitigar el reflejo eyaculatorio.
La técnica del apretón:
    • Tú y tu pareja se masturban y se detienen antes de eyacular.
    • Luego se aprieta la cabeza del pene durante 10-20 segundos.
    • Soltar el pene durante 30 segundos y luego reanudar la masturbación.
    • Repita este proceso varias veces antes de que se permita la eyaculación.
La técnica stop-go:
    • Similar a la técnica del apretón.
    • La pareja no aprieta la cabeza del pene.
    • Cuando te sientas más cómodo con retrasar la eyaculación, puedes tener relaciones sexuales parando y comenzando según sea necesario.
Estas técnicas requieren práctica para hacerlo bien, pero deberían ayudar a retrasar la eyaculación a largo plazo. Cambios en el estilo de vida: si tu eyaculación precoz está relacionada con ciertos factores de riesgo, es posible que puedas mejorar haciendo algunos cambios. Esto podría incluir dejar de fumar, beber menos alcohol o perder peso. Medicamentos para la eyaculación precoz. Los tratamientos para la eyaculación precoz pueden ayudar a mejorar los síntomas, pero no los curarán por completo. Incluyen: Priligy: este es un medicamento oral que se usa para tratar la eyaculación precoz. Contiene el ingrediente activo dapoxetina y lo usan los hombres que normalmente eyaculan entre 1 y 2 minutos después de tener relaciones sexuales. Ayuda a los hombres a durar más. Priligy es un tipo de antidepresivo que ayuda a elevar los niveles de serotonina. EMLA: a diferencia de Priligy, EMLA es una crema tópica que se unta sobre el pene para hacerlo menos sensible. Esto puede ayudar a ralentizar la eyaculación. Contiene dos anestésicos locales (analgésicos), lidocaína y prilocaína. EMLA debe aplicarse unos 15 minutos antes de tener relaciones sexuales y debe retirarse antes de comenzar a tener relaciones sexuales. Puedes ordenar Priligy y EMLA en línea a ZAVA. El servicio es rápido y fácil de usar; solo sigue estos sencillos pasos: 1. Completa una breve evaluación en línea sobre tu salud y estilo de vida. 2. Realiza la orden de tu opción de tratamiento preferida 3. Tu evaluación será revisada por un médico de ZAVA para ver si es adecuada. 4. Si se aprueba, tu pedido puede enviarse a tu dirección o puedes recogerlo en una oficina de correos local. La terapia o el asesoramiento con o sin pareja también pueden ser útiles, especialmente si estás en una relación a largo plazo. Durante una sesión, un consejero o terapeuta va a:
  • Alentarte a discutir cualquier problema de pareja que tú o tu pareja puedan sentir que tienen, y te dará su consejo sobre cómo resolverlo.
  • Sugerir técnicas como la técnica de parar y seguir o la del apretón.
Revisado médicamente por: Dr. Nicholas Antonakopoulos. El Dr. Nicholas Antonakopoulos se graduó de la Universidad de Londres en 2006. Realizó su posgrado en hospitales del área de Londres, y se formó durante cuatro años en Traumatología y Cirugía Ortopédica antes de completar su formación en Medicina General en 2015.
Optimized by Seraphinite Accelerator
Turns on site high speed to be attractive for people and search engines.